Óscar Rodríguez Borgio enarbola la suerte de poder ayudar

Óscar Rodríguez Borgio se ha destacado como empresario y benefactor de la sociedad mexicana.

Dentro e los negocios en los que Óscar se ha involucrado destacan “Grupo Gasolinero Mexicano” y Casinos Big Bola a lado de su hermano Javier.

Dicha empresa cubre una necesidad no vista en la sociedad mexicana aunque paradojicamente presente en su cultura, a decir de la función lúdica y sociabilizadora de los juegos de apuestas y sorteos llevados a cabo en los casinos, modelo de trabajo que ha llevado a países como Estados Unidos y Mónaco a una época de esplendor.

Asimismo, del lado de la filantropía los hermanos se han granjeado el reconocimiento de la sociedad mexicana a partir de las operaciones llevadas a cabo por su organización de asistencia social: Fundación Big Bola.

La fundación Big Bola de Óscar Rodríguez Borgio comenzó sus operaciones como aliada en la lucha contra la parálisis cerebral

La fundación Big Bola surge a partir de una idea de ayudar a una casa hogar de niños enfermos y uno de los principios de los que parte el empresario Borgio es que el dinero de los casinos Big Bola se dirija en favor de la infancia mexicana como una forma de retribuir a la sociedad el éxito que recoge con su calidad, pero también con la preferencia de sus clientes asiduos.

“Los niños son el futuro del país, por lo que se les debe fomentar una cultura de rescate hacia el prójimo para que ellos mismos sean quienes se encarguen de impulsar al país”, indica el empresario.

Conoce más de la labor altruista de los dueños de la cadena de casinos más amplia de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *