Ordenan a Volkswagen negociar con clientes

El juez federal Charles Breyer aseguró que las negociaciones eran complejas, con muchos detalles a acordar. Breyer había pedido a las partes que lo tuvieran al tanto de un posible acuerdo luego de aplazar dos veces una audiencia a fin de darles más tiempo para negociar.

En el acuerdo al que se pretende llegar, se encuentran involucrados cerca de 80 mil autos diésel de tres litros que fueron programados para evitar las pruebas de emisiones. Según el abogado de la compañía, Robert Giuffra, Volkswagen cree que puede retirar los vehículos y repararlos sin afectar su rendimiento.

La automotriz busca limpiar su imagen

Recordemos que el escándalo estalló cuando la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) dijo que Volkswagen instaló en muchos de sus autos un software para hacer trampa en las pruebas de emisiones. Por lo que, los propietarios de vehículos y el Departamento de Justicia estadounidense iniciaron demandas.

Esta medida fue tomada para limpiar la imagen de la empresa, misma que se espera que deje de fabricar vehículos que utilicen diésel para funcionar.

Échale un ojo a esta galería por Angel Mieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *