Ford e Intel invierten en Israel


Con inversiones de Ford, Intel y el proyecto de desarrollo de infraestructura eléctrica, Israel se consolida como la capital de la tecnología automotriz.

Este lunes Intel anunció que invertirá 15 millones de dólares en Mobileye NV, un fabricante de chips y software para autos sin conductor, cuya matriz de operaciones es Jerusalén, capital de Israel.
La acción representa la adquisición más grande para empresa de tecnología israelí, seguida de una serie de asociaciones en los últimos años por grandes empresas de tecnología y automóviles, en las que destacan Ford, Daimler, BMW, entre otros.
Antes del acuerdo de Mobileye, el acuerdo más ambicioso se lo llevó la venta de la compañía de fibra óptica Chromatis Networks a Lucent en el 2000 por un monto de 4.7 mil millones de dólares.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se pronunció satisfecho de la confianza que el país genera hacia el exterior y el desarrollo tecnológico en el que el ecosistema empresarial se ha comprometido.
“El acuerdo demuestra de manera dramática que nuestra visión se está haciendo realidad. Israel se está convirtiendo en un centro tecnológico mundial, no sólo en el ciber, sino también en el sector automovilístico”, dijo el primer ministro.
El anuncio de Intel no solo representa la confianza que el país de oriente inspira a las transnacionales de tecnología, sino su consolidación en el rubro automotriz del futuro, cuya competencia por el desarrollo de conducción autónoma y movilidad eléctrica, mantiene a los grandes de la industria en competencia continua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *