Empresarios mexicanos gustan de deportes de élite

Uno de estos deportes de élite es el golf, sin embargo, hay una pequeña, pero selecta y leal comunidad de aficionados al “deporte de reyes” (polo) en México. Muchos de ellos son empresarios, como el caso de Emilio Granja.

La afición del ingeniero civil por este deporte, nace de su familia, especialmente de su padre. Primero se involucró en el salto de caballo y después en el polo. En sus palabras, el salto a caballo le permitió dominar a los equinos de una manera ágil, tanto que pudo competir en ligas nacionales dentro de las distintas categorías infantiles y juveniles.

Ha sido parte de varios clubes de polo

Finalmente, un día decidió dejar el salto a caballo y regresar al polo. Para cumplir con esto, se unió al club de polo Tecámac, en donde práctica el polo desde hace más de 25 años y aunque ha tenido algunas lesiones, no ha desistido en la práctica de este deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *